Otra vez feria

Este es el primer año que llega la Feria del Libro y aún no termino de leer lo comprado en la anterior. Será porque casi todo lo que leí el año pasado fueron eBooks que esta vez no fui a aprovechar que el estante de pendientes estaba vacío sino a llenarlo más. Traje menos novelas que otros años y algo para estudiar, además del manojo anual de señaladores y papeles varios, y un hermoso poster de Sherlock Holmes de la Editorial Pictus ilustrado por Max Fiumara.

El de Turner es por gusto. Cualquier cosa que se pueda decir sobre sus óleos y acuarelas se queda corta. El de Courbet es para practicar retratos. Es un realista francés del siglo XIX, y como tal reproduce la carne con gran dramatismo y exactitud. Colección Los impresionistas y su época sobre Gustave Courbet y William Turner. Ediciones Polígrafa.


Muerto hasta el anochecer (Dead unti dark para los amigos). Este es el primer tomo de la saga sobre la mesera Sookie Stackhouse de la autora Charlaine Harris. En ella se basa la serie True Blood: vi las primeras temporadas pero ya me cansó. Sangre, sexo, sangre, sexo, y así. Llamadme androide, pero del asunto vampírico espero algo más. Veremos que tal el libro.


Hacía rato quería leer alguna novela de la autora argentina Lorena Falcón, así que busqué esta flamante edición. Pueden encontrar sus excelentes obras en el blog Hojas de cuentos. La otra profecía. Editorial Dunken.


Me traje este manhwa pura y exclusivamente porque es precioso hasta la náusea. No leí la reseña, ni nada de la autora, ni de qué se trataba; con ojearlo me alcanzó. Tenían el 3, pero por suerte, al fondo de la pila, sepia en los bordes por la humedad, estaba el 1. Sang-Sun Park. Tarot Café. Deux Manga.

Republicación de la historieta que salió en la revista italiana Lanciostory y en la primera etapa de la Fierro. Carlos Albiac, Walter Taborda. Cero Buenos Aires,. Deux Books


“Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco”. Esta memorable frase es el comienzo de la novela de aventuras del italiano Rafael Sabatini publicada por primera vez en 1921. Francia , historia, intrigas, espadas: compro. Scaramouche. Editorial Debate.

Como muchos, tengo una relación de amor y odio con la feria. Por un lado me parece una buena oportunidad para conocer escritores en sus conferencias, y siempre hay alguna exposición interesante (este año "Grandes autores, grandes ilustradores"), pero hay dos factores que me juegan en contra para disfrutarla.
Primero, detesto la luz artificial durante el día. En cualquier contexto. Casa, escuela, supermercado (especialmente supermercado). La humanidad ha evolucionado lo suficiente como para hacer los techos del último piso transparentes y usar la luz solar, no me jodan. Segundo, detesto la acumulación de personas. Cuanto más grande el grupo presente en un salón, mayor el número de idiotas maleducados malaprendidos. Señoras con múltiples bolsos, carteras, carteritas bajo el brazo que incrustan en el abdomen de quien tenga la desgracia de querer ver un libro en ese mismo minúsculo pasillo de un stand; universitarios que se paran a hablar y convierten dichos pasillos en callejones sin salida; remilgados señores de sobretodo y señoritas de botas de cuero color camel que entran con alboroto y salen con las manos tan vacías como entraron; cuidadores libreros que se ofenden si querés ver algo en el estante de abajo porque "hay lo mismo que arriba" aunque no; niños que... niños. Y así.

Todas estas son reflexiones y quejas propias de una persona con severos problemas mentales, lo sé. No hagan caso. Lo bueno es que pude ir a editoriales específicas a preguntar por libros específicos, cosa que el resto del año hubiera llevado más tiempo y transporte. Lo malo es que tengo menos pasta para llegar a fin de mes.

3 Comentarios:

Lorena dijo...

Hola, Emile:
¡Yo también tengo una relación amor/odio con la Feria! Voy todos los años, siempre con muchas expectativas, pero cada vez vuelvo con menos libros.
Voy apenas abre porque a medida que se hace más tarde más difícil es caminar entre los stands. Te faltó decir que, en general, ponen la calefacción como si fuera estuviéramos en la edad de hielo, je. Siempre salgo con dolor de cabeza.
Un abrazo.

@catriel dijo...

Yo tengo una relación odio/odio con la feria.
Por todas las cosas que criticás vos. Además a mi los libros me gusta comprarlos en la avenida Corrientes, así después voy a comer a Guerrín.
Y los libros raros los compro por mercado libre, por más que sea hinchapelotas irlos a buscar...
Hace poco me compré el tercer tomo del Evangelio de Ramakrishna, mañana voy a otro lado a buscar el primero.
Hace poco en la avenida Santa Fe me compré un libro de Hiroshigue absolutamente exquisito, increible, impreso en papel de arroz. "Las 100 famosas vistas de Edo", una joya. Creo que es mi poseisión más preciada.

Emile dijo...

@Lorena: Comparto lo del calor y el dolor de cabeza. Lo de comprar menos libros también me pasa; en mi caso creo que tiene que ver con que cada vez conozco mejor mis costumbres a la hora de leer, ya sé que libros quedan olvidados en un rincón y cuáles tienen más "uso" en el tiempo.
Es evidente que no se le puede pedir a la feria que sea más de lo que siempre fue.

@Catriel: Lo mejor es ir a Corrientes, pero este último año no fui nunca principalmente por razones de tiempo, y la verdad que al trabajar y casi vivir en provincia, nunca estoy ni siquiera de paso. Siempre me lo hecho en cara.
La feria no deja de ser un paseo del que en el mejor de los casos se vuelve con algo interesante.

Saludos y gracias por compartir.

Publicar un comentario

Favor de cuidar la ortografía. Las comas, los puntos y los acentos son tus mejores amigos. Gracias.